Select Page

Un aire acondicionado garantiza un ambiente climatizado y agradable durante todo el año. Pero para que funcione bien, de forma eficiente y sin perjudicar la salud de quien lo utiliza, es necesario que se hagan higienizaciones y mantenimientos regulares. ¿Pero cuándo hacerlo? ¿Cómo? ¿Quién debo llamar? Calma, vamos a explicar todo lo que usted necesita saber sobre el mantenimiento de aire acondicionado split.

¿Por qué es tan importante hacer el mantenimiento de aire acondicionado minisplit?

 

El aire acondicionado no sólo climatiza el ambiente, sino que también filtra el aire, reteniendo impurezas y gérmenes en su filtro. De ahí viene la importancia de su mantenimiento. No higienizar el aparato regularmente implica tanto en problemas técnicos y en un riesgo a la salud de quien lo utiliza.

Cuando el filtro y demás partes están sucias, el aire acondicionado no funciona tan bien, consumiendo más energía y rindiendo menos. Además, cuando la limpieza no se hace, los filtros pasan a liberar suciedad retenida en el ambiente, causando rinitis, sinusitis y otros problemas de salud.

Mantenimiento preventivo: ¿qué es?

El mantenimiento preventivo no es más que la limpieza regular de los filtros y del panel frontal del aire acondicionado. Esta higienización es muy importante y debe realizarse una vez al mes en residencias o cada 7-15 días en ambientes con mucho polvo o gran flujo de personas, como oficinas y comercio.

Cómo hacer: En primer lugar, apague el aire acondicionado y quítelo de la toma. Retire el panel frontal del aparato y límpielo con un paño humedecido. retire los filtros y límpielos con agua tibia y detergente o pase el aspirador. Deje que el panel y los filtros se sequen en la sombra para sólo entonces volver a colocarlos en el aire acondicionado.

Es importante consultar el manual del aparato para saber cómo quitar y volver a colocar las partes del aire acondicionado.

Mantenimiento profesional: ¿cuándo hacerlo?

El mantenimiento profesional es la limpieza completa del aire acondicionado. En ella, el aparato está totalmente desmontado y, por lo tanto, sólo debe ser realizado por un técnico profesional y autorizado. En este mantenimiento, el aparato está completamente higienizado con productos específicos para su limpieza, lo que garantiza su durabilidad.

Este tipo de mantenimiento también debe ser hecho regularmente: anualmente en el caso de residencias y otros ambientes con poco uso; o cada seis meses en el caso de oficinas y otros entornos que utilicen el aparato con frecuencia.

¡Tenga en cuenta las fechas y mantenga su aire acondicionado en óptimas condiciones durante todo el año!